Trescientos años antes de los acontecimientos narrados en Canción de Hielo y Fuego, la casa Targaryen reinó en Poniente. Su reinado tuvo tiempos de calma y crecimiento, pero también un sinfín de sucesos en los que hicieron gala de su lema. Reinaron, cuando entendieron que era necesario, a «Fuego y sangre».

 

Narrado por el archimaestre Gyldayn, la novela se centra en los primeros ciento cincuenta años de regencia de los Targaryen. La historia comienza con la Conquista de Aegon el Dragón y sus hermanas-esposas, Visenya y Rhaenys. Montando en sus dragones hicieron frente a sus enemigos y lograron poco a poco que todos los reyes y señores del continente se doblegaran ante ellos. Y finaliza con Aegon Veneno de Dragón, quien ascendió al trono concluida la Danza de los Dragones.

 

«Aegon sobrevoló las filas enemigas a lomos de Balerion, atravesando un alud de lanzas, piedras y flechas, y descendió repetidamente para envolver en llamas a sus enemigos».

 

 

El volumen está narrado de manera diferente a la saga original iniciada con Juego de tronos. Nos encontramos ante un tratado histórico donde el archimaestre recopila, años después, la historia de la dinastía en el Trono de Hierro, desde el momento de la Conquista hasta su caída (esto lo veremos en la segunda entrega, aún por publicar). Para ello, Gyldayn utiliza diferentes textos, como crónicas de quienes presenciaron estos eventos, e incluso escritos eróticos protagonizados por quienes se encontraban en la Corte y estuvieron presentes en sucesos de gran relevancia para el devenir de la familia regente. El archimaestre se encontrará en varias ocasiones con diversas versiones de un mismo acontecimiento.  Debido a que él no presenció estos eventos, recopila todas las versiones para que el lector haga sus propias conjeturas. Es un aspecto interesante, pues dota de realismo al tratado, siendo imposible conocer todos los secretos de los regentes.

 

Conocía hechos narrados en este volumen, pues son muchos los datos que George R. R. Martin ha ofrecido a lo largo de sus novelas. En Canción de Hielo y Fuego sus personajes, en ocasiones, dialogan sobre esta época. También conocemos algunas de estas historias a través de los relatos publicados en obras como Mundo de Hielo y Fuego. Aun así, disfruté con su lectura al poder acercarme a estos eventos de una manera cronológica. Aunque el protagonismo recae sobre los Targaryen, también aparecen en escena casas que durante aquella época desaparecieron por completo, y casas que años después tendrían un papel esencial para recuperar el Trono, como los Stark, Martell, Baratheon y Lannister. 

«La danza acabó cuando Vermithor, rugiente, subió a los cielos».

El ritmo de lectura no se ha visto influido por el conocimiento de estos eventos. Sobre todo cuando estos estaban relacionados con batallas, guerras, enfrentamientos y traiciones. Los momentos en los que la paz reina en Poniente me resultan menos emocionantes como lectora, aunque también es interesante saber cómo se reconstruían ciudades y volvían a llenarse las arcas del reino. Muchos de los castillos y ciudades que conocemos a través de Canción de Hielo y Fuego tuvieron aquí su nacimiento, al igual que se promulgaron muchas leyes.

 

En los momentos bélicos hay que destacar que… ¡hay dragones! Desde el primer momento, los dragones de los Targaryen resultaron fundamentales para la conquista de los siete reinos. Balerion, Meraxes y Vhagar sembraron el miedo entre los señores que presenciaron cómo estas bestias ponían fin al asedio de grandes castillos en un solo día. Incluso en los desencuentros familiares por los derechos al trono (o diferencias sobre matrimonios, religión, etc.), quien tenía una montura era temido y respetado por quien no contaba con una y, por tanto, no sería rival hasta el momento en el que sus fuerzas estuvieran igualadas en este sentido. ¡Dragones luchando contra dragones! ¡Atemorizando a quienes veían tal espectáculo!

 

Conocemos de manera amplia al elenco principal, y también a varios personajes que serán esenciales en el juego de los dragones para acceder al trono. Martin, a través de su narrador, ofrece además información extensa sobre quienes formaban parte de la guardia y otros cargos en cada momento. Estos datos me abrumaron, pues la cantidad de nombres era desorbitada y no sabía quién podría tener en las próximas páginas mayor protagonismo.

Una novela para quienes quieran descubrir todo lo que aconteció en Poniente antes de la Guerra del Usurpador.

 

FICHA TÉCNICA

Fuego y sangre (Fire & Blood)
George R. R. Martin (Traducción de Natalia Cervera, Adela Ibáñez, Virginia Pérez, Antonio Rivas, Virginia Sáenz, Paco Vara y Juan Zuriaga

Plaza & Janés
Tapa dura con sobrecubiertas
879 páginas  | 2018

 
Siglos antes de que tuvieran lugar los acontecimientos que se relatan en «Canción de hielo y fuego», la casa Targaryen, la única dinastía de señores dragón que sobrevivió a la Maldición de Valyria, se asentó en la isla de Rocadragón.

ENLACE DE INTERÉS

Esta web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia y ofrecer un mejor servicio en la navegación.    Ver