Deseaba leer esta novela desde hacía meses. Hasta hace aproximadamente un año no conocía a la autora, cuando Elias de Sense of Wonder comenzó a hablar maravillas de ella y centré mi atención sobre el libro y decidí comprarlo. 

Pero no fue hasta visitar Avilés cuando recibí la novela. Para entonces, y sin leer ninguna de sus historias, ya era fan de Claire North, gracias a las presentaciones y encuentros a los que asistí durante el Celsius 232.  Se ha hablado mucho de esta novela, y voy a intentar no alargarme en exceso, ni repetirme. Simplemente, si aún no has leído a North, dale una oportunidad, no va a decepcionarte.

 

Harry August nace en la madrugada del 1 de enero de 1919 en la estación de trenes de Berwick-upon-Tweed, fecha y lugar que se mantendrán fijas en todas sus vidas. Su infancia transcurre con normalidad al lado de sus padres, Patrick Harriet, en una pequeña casa  próxima a la mansión de la familia Hulne, para quienes Patrick trabaja. El fallecimiento de su madre cuando él recién había alcanzado los siete años de edad, le marcará terriblemente, pues también su padre se alejará de él sumido en el dolor.

Tras participar en la Segunda Guerra Mundial, regresa a casa, donde hereda el trabajo de su padre. Fallece en 1989 de mieloma múltiple, divorciado y sin descendencia. 
 
 
Una historia simple si no conociéramos que Harry regresará a la vida.  De nuevo en la misma estación de tren donde nació en 1919. De nuevo los August. Y con el paso de los primeros años, los recuerdos. Estos recuerdos son esenciales, pues Harry ve sus vidas como la continuación de la anterior y esto le lleva a embarcarse en nuevas áreas de estudio, trasladarse a otras zonas del mundo, etc. por lo que va ganando riqueza como personaje.


En la primera mitad de la novela, el protagonista narra en primera persona a modo de biografía su historia hasta llegar a la undécima vida.  Cuando se encuentra al borde de la muerte, recibe la visita de una niña que determinará el futuro de Harry. A partir de este momento la historia adquiere tintes de las novelas de espías, pues el protagonista tendrá que descubrir quién está provocando con sus actos que el mundo cambie de una manera drástica, dirigiéndolo hasta su destrucción.



Uno de los aspectos más interesantes del libro es cómo está narrada la historia, jugando con el tiempo, saltando de una vida a otra. Cuando el protagonista va a enfrentarse a una situación que le recuerde a un hecho vivido en el pasado, cortará la narración del presente para centrarse en contar el suceso de una anterior vida, regresando después al mismo punto para resolver la situación con el aprendizaje adquirido previamente. Esto sucede sobre todo en la primera parte de la novela, donde en una página puede estar contando que en su tercera vida se alistó en el ejército, para pasar a contar una página después lo que hizo en su séptima vida. Este recurso es muy útil para adelantar al lector información importante, captando su atención e interés, para después narrar cómo se llega a ese momento. La autora lo hace desde la primera página de la novela, donde en una serie de frases cortas adelanta el final de la novela con ese «has perdido». Utiliza constantemente la analepsis y la prolepsis, dotando a la novela de originalidad por el modo en que está narrada.
  
Destacan la cantidad de sucesos y fechas relevante del siglo XX que aparecen en el libro. Harry ha sido testigo de hechos históricos a lo largo de todo el mundo, y la autora ha manejado todos estos datos a la perfección. Ha sabido moverse por calles de diferentes ciudades y países, dándole a cada uno de los lugares una caracterización propia.  Me ha encantado cómo utiliza estos recursos para crear su historia. Claire North se ha convertido en una de las autoras a las que quiero leer en versión original para poder disfrutar mejor de su escritura.
Guerras, religión, filosofía, avances científicos y tecnológicos…  Además de lo evidente, en el libro se esconden ideas muy interesantes, como los puntos fijos en la historia, esos hechos que por muy terribles que sean tienen que ocurrir;  o ideas sociales sobre nuestra conducta al incorporar en cada una de las vidas de Harry un pequeño cambio (que puede originar que el protagonista sea completamente distinto); las vidas cruzadas con otras personas (Harry volverá a encontrarse a lo largo de sus vidas con personas de su pasado de manera fortuita), etc.

 

A través de otros personajes que tienen la misma habilidad que el protagonista, podemos observar diferentes maneras de responder a la inmortalidad, aunque la autora no les ha convertido en dioses y pueden morir.  Es también otro de los aspectos más interesantes de la obra.

FICHA TÉCNICA

Las primeras quince vidas de Harry August  (The First Fifteen Lives of Harry August)
Claire North (Traducción de Jaime Valero Martínez

Colmena ediciones  |  Hidra
Tapa blanda

416 páginas  | 2015

 
“Cada vez que Harry muere, vuelve a nacer justo en el mismo lugar y la misma fecha, como un niño con todo el conocimiento de una vida que ha vivido ya doce veces antes.
No importa lo que haga o las decisiones que tome, al morir Harry siempre vuelve a donde todo comenzó. Hasta ahora.
Mientras Harry se acerca al fin de su undécima vida, una niña pequeña se acerca al borde de su cama. «Casi le echo de menos, doctor August», dice. «Necesito enviar al pasado un mensaje con usted. Ha ido pasando de niño a adulto, de niño a adulto, mil años hacia atrás en el tiempo. El mensaje es que el mundo se acaba, y no podemos prevenirlo. Ahora es su turno».
Esta es la historia de lo que Harry August hace a continuación (y lo que hizo antes). De cómo trata de salvar un pasado que no puede cambiar y un futuro”

INFORME DE LECTURA

En el transcurso de mi formación como lectora profesional tuve que elaborar un informe de lectura, seleccionando la novela de Claire North para ello.

Pincha en la imagen para acceder al informe y ver un ejemplo de mi trabajo.

Esta web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia y ofrecer un mejor servicio en la navegación.    Ver