Con dieciséis años de edad, Mia Corvere da el paso definitivo para encaminar su vida por la senda de la venganza. Vengar la muerte de su padre, ejecutado por traición cuando ella era solo una niña. Vengar el destino de toda su familia. Convertirse en una asesina. Mercurio, su Shahiid, la entrenó durante seis años para que pudiera sobrevivir a las duras pruebas de la Iglesia Roja. Allí tendrá que formarse para ser una hoja de Niah, la Señora del Bendito Asesinato. La seguridad que le brindaban todos los años de formación desaparece cuando se adentra en el Monte Apacible y se rodea de jóvenes que, como ella, quieren servir a la diosa.

 

El narrador advierte sobre el registro que utilizará para contar los hechos: un lenguaje explícito en sus descripciones. Además, adelanta las consecuencias causadas por la protagonista en la República de Itreya y el desenlace de la joven. Es un narrador que se presenta como conocedor de todos los acontecimientos, sin falsas leyendas sobre la figura de Mia. En su breve presentación, aunque en un primer momento su identidad parece indescifrable, nos da pistas para descubrir cómo conoció a Mia y por qué su relato de lo sucedido es verídico.

«Nunca te encojas. Nunca temas. Y nunca, jamás, olvides». 

Mia tiene rasgos que me recordaron a Arya Stark (Canción de hielo y fuego). Aunque tiene una historia propia en la que vamos adentrándonos poco a poco, conociéndola al mismo tiempo que ella se conoce a sí misma. Y es que Mia, además de moverse por venganza, tiene grandes interrogantes sobre su persona a los que desea dar respuesta. Necesita saber por qué Mercurio se fijó en ella, por qué pensó que ella es la elegida… ¿la elegida para qué?

En su rol de protagonista, Mia está presente en toda la obra, acompañada (casi) siempre de Don Majo. También la acompañan unos personajes muy interesantes que hacen que la novela sea más dinámica. Tric es el primero en unirse a la protagonista, cuando se conocen en el camino hacia la Iglesia Roja, donde el chico también quiere ingresar. Es un personaje misterioso, pues desconocemos qué le motiva para convertirse en hoja, pero que se convierte en una de las pocas personas en las que Mia puede confiar. Ashlinn será también esencial durante el periodo de formación, pues desde el primer día de clases sus caminos se unen y permanecen juntas ayudándose en las distintas materias. Conocemos a varios discípulos que quieren convertirse en hojas (Jessamine, Marcelo, Osrik, Carlota, Diamo, Chss…) pero los personajes que me han parecido más interesantes (pues sobre ellos hay más misterio y oscuridad) son los profesores y profesoras de las distintas materias de la Iglesia Roja.

Ratonero, Shahiid de Bolsillos, que formará a los discípulos en el arte del hurto. Solis, Shahiid de Canciones, con el que la protagonista tendrá una relación complicada desde el primer segundo, y que enseñará a los jóvenes el sonido que hacen sus armas. Aalea, Shahidd de Máscaras, encargada de mostrar a los discípulos el arte de seducir (pues en ocasiones tendrán que utilizar estas artes para conseguir aproximarse a su meta). Mataarañas, Shahidd de Verdades, con sus mortíferas clases donde aprenderán sobre venenos y sus antídotos. A ellos se suman personajes como la madre Drusilla, el cronista Aelio, el orador Adonai y la tejedora Marielle. Todos harán que el Monte Apacible sea un verdadero infierno para cada uno de los discípulos de Niah. Cuando los Shahiid presentan las pruebas que tendrán que pasar si quieren convertirse en hojas, comenzarán las disputas entre ellos, y pronto recordarán que tendrán que mancharse las manos de sangre si quieren resultar vencedores.


«Concéntrate en lo que puedas cambiar —le aconsejaría—, lo demás se resolverá solo».

 

La trama principal se centra en el presente, relatando cómo progresa Mia en su formación para ser iniciada como hoja. Pero hay más tramas de interés para los lectores y por ello es habitual encontrar al inicio de los capítulos historias del pasado de la protagonista, de manera que conocemos qué sucedió con su familia y cómo terminó siendo discípula de la Señora del Bendito Asesinato. El discurso indirecto del narrador nos muestra los sentimientos, pensamientos y sensaciones de Mia al completo. En los diálogos acota a la perfección las palabras de los personajes, dejando clara las intenciones e intereses de cada uno de ellos. Esta forma de narrar es uno de los aspectos más interesantes de la novela, pues el narrador consiguió crear un vínculo conmigo (la lectora) sintiendo que me contaba esta terrible historia sin olvidar aspectos tal vez menos interesantes para el devenir de los acontecimientos, pero dándome la oportunidad de estar al tanto de todo tipo de curiosidades sobre los personajes.

Para ello el escritor utiliza los pies de página, ofreciendo mediante el narrador información sobre el mundo donde se desarrolla la historia, sobre su política, economía, geografía, música y curiosidades sobre reyes, artistas y un variado número de historias para conocer todos los comentarios y chascarrillos que el narrador utiliza.

Respecto a la ambientación, uno de los aspectos destacados al comenzar su lectura es la similitud de Itreya con Venecia. Los nombres de los personajes, las distintas figuras de la república, las ropas… Una vez iniciada la formación, es difícil no evocar a Harry Potter y Hogwars. Aunque en este caso los estudiantes sean futuros asesinos y las clases difieran en sus contenidos.

 

«—Escucha, chica. —Aelio se sorbió la nariz—. Los libros que amamos nos aman a nosotros. Igual que nosotros dejamos nuestra señal en sus páginas, esas páginas dejan su señal en nosotros. Lo veo en ti, igual que lo veo en mí mismo. Eres hija de las palabras. Una chica con una historia que contar».

 

Las descripciones detalladas de cada suceso han sido uno de los aspectos que más me han gustado de esta lectura. Tal vez no agrade a todos los lectores, pero me trasladó a la escuela consagrada a la diosa del Asesinato. Por supuesto, la voz del narrador, siempre tan sincera y jocosa. Los giros argumentales, algunos evidentes, otros sorprendentes, y algunos aceptados sin más para continuar la historia pero que resultan simples.

En las últimas páginas descubrimos que todavía queda mucho por conocer sobre Mia. ¿Quién es? ¿Qué es? ¿En qué o quién va a convertirse? Estoy deseando regresar a Itreya, ese lugar donde la nuncanoche reina y la Oscuridad y sus discípulos son perseguidos.

No quiero terminar la entrada sin mencionar el trabajo de Manu Viciano. La traducción no ha debido ser sencilla por su terminología, la voz narrativa, y la amplitud de la obra. (¡El número de páginas engaña! la letra es pequeña, así que la novela es más extensa de lo que parece). Sin su trabajo no hubiera podido disfrutar de esta historia.

FICHA TÉCNICA

Nuncanoche (Nevernight)
Jay Kristoff (Traducción de Manu Viciano
Crónicas de la Nuncanoche #1 (The Nevernight Chronicle #1)
Plaza & Janés
Tapa blanda con solapa | Ebook
551 páginas  | 2018

 
En una tierra en la que ninguno de sus tres soles llega jamás a ponerse, la joven asesina Mia Corvere acaba de unirse a la banda más mortífera de la República. 

De niña, Mia escapó de milagro de la rebelión fallida de su padre, que murió ejecutado por traición. Su mundo se vino abajo y, sola y sin amigos, tuvo que huir de enemigos implacables. Pero su insólito don para conversar con las sombras la llevó por un camino más oscuro de lo que jamás hubiera podido imaginar. Ahora, años más tarde, emprende un arriesgado viaje para demostrar su valía en la Iglesia Roja. Los pasillos de esta escuela de asesinos están repletos de peligros mortales. Aquí y allá amenaza la traición, pero, para llegar a ser una adversaria sin par, Mia debe sobrevivir a la iniciación. Solo así estará un paso más cerca de lo único que desea… Venganza. 

ENLACES DE INTERÉS

Esta web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia y ofrecer un mejor servicio en la navegación.    Ver